Blefaroplastia transcutánea

La blefaroplastia transcutánea,  es una técnica quirúrgica usada cuando existe un exceso de piel muy notorio en el párpado inferior, un incremento del músculo orbicular o la presencia de bolsas superficiales.

Blefaroplastia transcutánea

 

 

En esta técnica convencional se elimina parte de las conexiones nerviosas del párpado, mediante el corte del músculo orbicular. Dando resultados poco estéticos, ya que al realizar movimientos faciales se observa cierta paralización facial.

Técnica quirúrgica transcutánea

La técnica transcutánea se realiza a través de una serie de pasos, que serán necesarios para llevar a cabo una cirugía exitosa.blefaroplastia transcutánea

  • Como primer paso se coloca anestesia local de manera subcutánea, con una combinación de lidocaína con adrenalina.
  • En la parte inferior del canto lateral se realiza un corte o incisión, para posteriormente levantar el músculo cutáneo con tijeras. Esta incisión se realiza 2 milímetros aproximadamente, por debajo de las pestañas.
  • Se coloca una sutura para lograr una mejor exposición y proteger el globo ocular.
  • Se realiza la detención de los procesos hemorrágicos para resecar las bolsas de grasa.
  • Luego de abrir el septum orbitario se realiza la herniación de las bolsas de grasa.
  • Mediante puntos separados se cierra el septum orbitario y se evierte el párpado inferior.
  • A través de una incisión lateral se recorta el excedente de piel.
  • Se finaliza con la suspensión cantal, manteniendo fijo los tejidos del párpado y se procede a suturar y cubrir la piel.

Es importante destacar que para culminar esta técnica es necesario realizar una cauterización antes de realizar la sutura de la piel, con la finalidad de disminuir los hematomas postoperatorios.

La aplicación de una crema antibiótica y antiinflamatoria antes de cubrir la piel reduce las posibles infecciones que pueden ocurrir en este tipo de cirugías.

La aplicación de compresas heladas durante las primeras 12 horas después de la operación, son importantes para disminuir la inflamación causada por el proceso quirúrgico.

Diferencias entre la blefaroplastia transcutánea y la blefaroplastia transconjuntival.

Estas dos técnicas quirúrgicas de párpados presentan varias diferencias resaltantes, es importante conocerlas ya que nos pueden ayudar a elegir la técnica más conveniente para nosotros.

Blefaroplastia Transcutánea
  • En esta técnica se corta el músculo orbicular, afectando las conexiones nerviosas, lo que trae como consecuencia la disminución de los movimientos de la piel.
  • Esta cirugía tiene una mayor complejidad técnica y la duración de la intervención también es mayor.
  • Aumento de las probabilidades en tener fibrosis secundaria.
  • Mayor posibilidad de sufrir exposición de la esclerótica.
  • Indicada para personas con exceso de piel.
  • Bajo riesgo de ectropión.
  • Cicatrices poco visibles.
  • Aumento de mal posición del párpado inferior.
  • Excelentes resultados para personas que posean hipertrofia del músculo orbicular.
Blefaroplastia Transconjuntival
  • Esta técnica es recomendada para pacientes jóvenes.
  • Se recomienda a personas con una buena elasticidad en su piel.
  • Menor probabilidad de inervación del músculo orbicular.
  • Menos complicaciones postoperatorias.
  • Mejor proceso de cicatrización.
  • En esta técnica se tocan solo dos capas; conjuntiva y grasa. No se toca la capa orbicular.
  • La retracción palpebral y la modificación de la apertura ocular son menores.
  • Otorga más naturalidad luego de la cirugía.
  • Se recomienda a pacientes con poco exceso de piel.
  • Los hematomas en esta técnica son menos frecuentes.

Dos aplicaciones importantes de la blefaroplastia transcutánea son el manejo de la hipertrofia del musculo orbicular y el manejo de los festones del orbicular en el párpado inferior.

Manejo de la hipertrofia del musculo orbicular. Para corregir este problema es necesario aplicar la técnica de blefaroplastia transcutánea. Luego de la detección de esta hipertrofia a través de un examen preoperatorio se procede a aplicar el tratamiento adecuado. Los pacientes con este problema presentan abultamiento considerable en el párpado inferior.

Manejo de los festones del orbicular en el párpado inferior. Cuando los festones del párpado inferior son muy visibles, se indica la técnica de blefaroplastia transcutánea, en donde se realiza una resección directa del musculo para mejorar este problema dejando cicatrices mínimas.

Posibles complicaciones

Cualquiera de las técnicas que se elija o le sea recomendada por su especialista, siempre van a existir riesgos o complicaciones que pueden surgir durante o después de la cirugía. Dentro de las complicaciones más frecuentes en la blefaroplastia transcutánea podemos encontrar las siguientes.

  • Problemas de cicatrización. Podemos encontrar cicatrización hipertrófica, quistes en las suturas, pigmentación de la piel con alteraciones, pliegue en forma vertical en el ángulo interno del ojo o también llamado epicanto.
  • Dentro de las malposiciones del párpado inferior tenemos: exeresis, laxitud del ligamento lateral, exposición escleral.
  • Complicaciones oftalmológicas. Quemosis, queratoconjuntivitis, ceguera por hematoma intraorbitario.

La blefaroplastia cualquiera que sea la técnica a utilizar, es una de las mejores opciones quirúrgicas que podemos utilizar para el mejoramiento facial. La cirugía transcutánea ha demostrado ser una técnica segura. Una evaluación correcta preoperatoria por un especialista calificado, será la mejor manera de establecer la técnica correcta a utilizar.