Blefaroplastia sin cirugía

Califica este artículo

Ya hemos entendido que la blefaroplastia es una intervención quirúrgica para rejuvenecer y reparar tejidos que pertenecen a los párpados. Pero, que fascinante sería una blefaroplastia sin cirugía y obtener los mismos resultados, corregir los párpados, eliminar esas molestas ojeras y bolsas de los ojos, lucir un rostro joven, radiante que nos aportará un mejor aspecto.

Hoy en día es posible gracias al avance de la cirugía estética, ya que ahora se usan técnicas pocos invasivas. El procedimiento consiste en apuntar inyecciones subcutáneas en las zonas de los párpados en las que se desea mejorar, o se puede hacer blefaroplastia sin cirugía utilizando un  láser. Es ideal para las personas que le temen al bisturí.

Con la blefaroplastia sin cirugía se obtienen los mismos resultados

¿Cuál es el procedimiento de este tratamiento?

La blefaroplastia sin cirugía se realiza en dos etapas, en la primera de ellas se inyecta el colágeno por la parte de arriba de la ceja a fin de levantar la misma. De la misma forma se hace para la parte inferior de la ceja y en el párpado superior a manera de tensar la piel. En el parpado inferior se colocara inyección cutánea con ácido hialurónico para eliminar las bolsas de los ojos.

En caso que requiera laser, éste se pasa por el párpado superior o inferior para recoger la piel sobrante y, en el caso más extremo, se hace una pequeña incisión por donde se introduce una sonda láser para disolver la grasa, pero sin dejar cicatrices.

Objetivos de la blefaroplastia sin cirugía

El objetivo que busca éste método, es el mismo que se busca con los procedimientos invasivos, quitar la grasa que se acumula en zonas de los párpados permitiendo una apariencia activa y jovial, así como también restituir el volumen perdido para mejorar el aspecto.

En el caso de las ojeras hundidas también es un método bastante efectivo, utilizando una técnica de relleno dando volumen a esta zona.

Ventajas de la blefaroplastia sin cirugía

¿Qué mayor ventaja que la “no intervención quirúrgica”?, no necesitamos preoperatorio, ni postoperatorio. Los resultados son casi inmediatos. Al realizar la blefaroplastia sin cirugía se puede notar un poco de hinchazón al momento, pero ésta cederá en un par de días. La recuperación completa se estima entre 3 y 7 días.

Se requiere de 1 a 3 sesiones, pero en la primera sesión se empieza a ver los cambios.

Los resultados son naturales y no deja cicatrices, es perdurable en el tiempo. El proceso es rápido (aproximadamente 30 minutos) y  seguro.

En cuanto a los costos, la diferencia es notoria. Nos ahorramos los gastos de un quirófano y de un cirujano, en algunos casos del anestesiólogo. Los precios pueden variar pero el tratamiento completo no excede los 1500€, a diferencia de la blefaroplastia convencional, que puede llegar hasta los 7000€.

Desventajas de la blefaroplastia sin cirugía

Este tratamiento es efectivo si está comenzando a manifestar párpados caídos, ojeras o bolsas en los ojos. Si presenta un caso de excesiva piel sobrante, el tratamiento de blefaroplastia sin cirugía es estéril, deberá recurrir a una intervención quirúrgica.

Este método no consigue renovar por completo el párpado interior del ojo.

Para obtener los mejores resultados se recomienda para personas menores de 40 años (aunque se han obtenido resultados favorables a personas mayores).

No se debe empezar un tratamiento si se está embarazada.

Consejos prácticos

Acude a un especialista. Asegúrate que la persona que te va a practicar la blefaroplastia sin cirugía sea un especialista, un doctor acreditado. El resultado dependerá de la experiencia y destreza del médico tratante.

Pregunta de todo. En las consultas previas, debes preguntar hasta el mínimo detalle, por ejemplo: cuanto tiempo dura este procedimiento, en que zonas específicas se va a aplicar, que tipo de riesgo y efectos secundarios pueden presentarse, y por supuesto el costo por el tratamiento completo.

Tratamiento ideal. Debes asegurarte que la blefaroplastia sin cirugía es el tratamiento que necesitas y no una intervención quirúrgica. En todo caso, el especialista en la primera consulta te podrá decir que es lo mejor para ti.

Historial médico. No debes ocultarle tu historial médico al especialista, algunos componentes que se te van a aplicar podrían estar contraindicados para enfermedades neuromusculares.

Sé realista. Debes ser realista y no tener muy altas tus expectativas. Consulta con tu médico el efecto que deseas y él te explicará cuáles serán los resultados finales.

Síntomas. Si después de practicarte la blefaroplastia sin cirugía presentas síntomas que no son propios en este tipo de procedimientos, acude al médico inmediatamente. Generalmente los efectos secundarios son pocos frecuentes.

No Comments