Recuperación de la blefaroplastia

Califica este artículo

Hablar de la recuperación de la blefaroplastia siempre es un tema extremadamente complejo. Y es que, como bien sabrás si te han practicado este tipo de intervención, la zona de los ojos siempre tiene un periodo de recuperación que depende mucho de la persona en concreto.

Sin embargo, en las líneas que siguen a continuación, no solo te vamos a hablar del proceso de este tipo de recuperación sino que al mismo tiempo te vamos a dar algunos consejos y algunas pautas para que la puedas hacer mucho más llevadera en la medida de lo posible.

¿Por qué es incómoda la recuperación de la blefaroplastia?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta que es que la blefaroplastia es una intervención estética que a pesar de que es predominante en la zona de los párpados inferiores, son muchas las personas las que se la practican en los párpados superiores. En consecuencia, y tal y como te puedes imaginar, es una zona tan delicada que tendremos que adaptarnos a un nuevo estilo de vida al menos durante las primeras semanas posteriores a la intervención que hayamos tenido.

En primer lugar vamos a tener que habituarnos a lavarnos la cara con sumo cuidado y a evitar que esta se vea afectada por algunos de los agentes externos más dañinos que podemos encontrarnos como puede ser el caso de los rayos solares o la polución. A esto hay que sumarlo el hecho de que tenemos que tener cuidado en el caso de expulsar lágrimas ya que puede escocer bastante.

¿Cómo mejorar la recuperación de esta intervención?

A continuación vamos a darte algunas directrices para hacer todo este proceso un poco más llevadero.

  • En primer lugar te recomendamos que en la medida de lo posible duermas boca arriba para hacer que el riego
    sanguíneo sea mejor y por lo tanto los tejidos de los párpados tengan una mayor cantidad de oxígeno.
  • Asimismo debes lavarte los ojos con mucho cuidado ya que esa zona estará tan sensible al contacto que puede provocar irritaciones.
  • Debes evitar los maquillajes con el objetivo de evitar ciertas infecciones en esa zona. Ten en cuenta que una infección durante el proceso de recuperación de la blefaroplastia puede ser muy perjudicial ya que puede ralentizar, y mucho, dicho proceso.
  • Por último, pero no por ello menos importante, evita siempre que puedas practicar deportes de contacto para prevenir cualquier tipo de impacto, el cual, pueda dar al traste con todo el proceso de recuperación.

De todos modos, y si todavía eres una de esas personas que está preocupada por la recuperación de la blefaroplastia, tenemos que decirte que no debes preocuparte más de lo necesario ya que gracias a los consejos que te hemos dado estos síntomas tan molestos irán remitiendo de manera natural. Aun así, siempre es conveniente que visites a un profesional en el caso de que estos se extiendan mucho en el tiempo u no veas la luz al final del camino. Seguro que ellos tienen una repuesta adecuada para ti.