Postoperatorio de la blefaroplastia

Califica este artículo

En este artículo vamos a tratar un tema que consideramos muy importante y que no es otro que el postoperatorio de la blefaroplastia. Y es que si tenemos en cuenta que para muchas personas esta intervención es muy delicada, pensamos que puede ser una buena idea dedicar unas líneas a todo lo que tiene que ver con el periodo de recuperación de la misma.

Es por ello por lo que no solo os vamos a mencionar las etapas de postoperatorio tanto en la clínica como en el propio domicilio sino que al mismo tiempo vamos a dar algunas pautas muy concretas y sencillas de llevar a cabo para hacer que todo este proceso sea mucho más llevadero de lo que podemos imaginar.

post operatorio blefaroplastia

Postoperatorio de la blefaroplastia en la clínica

Si bien es cierto que la recuperación de la blefaroplastia puede durar alrededor de una semana o incluso 15 días, dependiendo del caso concreto, lo cierto es que el periodo de estancia en la clínica no debería superar las 48 horas. Esto es así ya que la anestesia aplicada es muy leve y la intervención no dura más de una hora.

En esta pequeña etapa bastará con tener el ojo tapado con una gasa perfectamente limpia para evitar infecciones de cualquier tipo. Asimismo, y siempre supervisado por un especialista, se deberá retirar la gasa cada cierto tiempo, limpiar el ojo con un jabón neutro y volverla a situar de manera que el ojo quede perfectamente cubierto. Unos cuidados muy básicos pero que deben realizarse de manera periódica y de manera metódica para hacer que el postoperatorio de la blefaroplastia sea lo mejor posible.

Recuperación de la blefaroplastia en el domicilio

Esta etapa es un poco más llevadera ya que al no estar dentro de la clínica nuestro estado de ánimo será mucho más elevado y por lo tanto tardaremos menos en recuperarnos. Sin embargo, los consejos que os vamos a dar pueden ser un poco más complicados de llevar a cabo ya que requieren de algo más de paciencia y de algo más de cuidado.

  • Tenemos que tratar por todos los medios evitar cualquier tipo de impacto en la zona intervenida. Si tenemos un golpe, por pequeño que este sea, esto podría tener como consecuencia una pequeña hemorragia.
  • Asimismo hay que evitar que ningún resto de maquillaje llegue a nuestros párpados. Esto podría infectar la herida y tendríamos que volver de nuevo a nuestra clínica a que nos tratasen el problema. Para ello lo mejor es no proceder a ninguna sesión de maquillado mientras dure el postoperatorio de la blefaroplastia.
  • Por último, pero muy importante también, debemos tratar que los rayos del Sol no impacten de manera directa en los párpados. Esta zona ahora está muy sensible y la piel puede quemarse al mismo tiempo que puede contribuir a que la cicatriz no se cierre como debiera.

Como se puede ver este proceso de recuperación no es complicado pero sí requiere de nuestra atención para poder llevarlo a cabo de la mejor manera posible y sin efectos perjudiciales para nosotros.