Blefaroplastia en verano

La blefaroplastia en verano tiene una mayor demanda, aunque se puede realizar en cualquier época del año. Pero los pacientes prefieren someterse a este tipo de cirugías en verano,  ya que es una época de vacaciones donde tendrán un mayor tiempo de recuperación y luego podrán reincorporarse a sus actividades laborales de forma normal.

Los pacientes que deciden someterse a la blefaroplastia en verano, suelen tener una recuperación más rápida y agradable.

El proceso postoperatorio se hace más placentero en esta época, ya que no se tiene la presión del pronto regreso al trabajo. Tampoco el engorroso proceso de pedir baja laboral. Además que la operación puede pasar inadvertida para los que desean mantener la cirugía en privado.

Las personas que decidan realizar la blefaroplastia en verano deben tomar ciertas precauciones y consideraciones.

Consideraciones para realizar la blefaroplastia en verano

  • En cirugías como la de blefaroplastia inferior transconjuntival, al no haber cicatriz, los cuidados en el verano son muy pocos. Pero aun así es recomendable proteger la zona ya que puede ocurrir una pigmentación. En casos donde se hacen incisiones o cortes externos si es necesario protegerse del sol y usar gafas o algún otro tipo de protección solar.
  • Luego de la blefaroplastia se deben tomar precauciones al menos durante 15 días. Pero si existe cicatriz visible esta protección debe extenderse en todo el verano.
  • Si tiene intenciones de bañarse en una piscina, no debe sumergir la cabeza ni mojar el área de la cirugía al menos por 2 semanas.
  • En los casos donde existen puntos de incisión es aconsejable esperar una semana después de la retirada de los puntos para poder bañarse tanto en piscinas como en el mar.
  • Los baños en el mar son más recomendables que los de piscina, ya que el riego de contraer alguna infección en las piscinas es mayor.
  • El reposo no debe ser absoluto, ya que para la recuperación es necesaria la reactivación del proceso circulatorio.

La blefaroplastia en verano tiene una mayor demanda, es cuando los pacientes prefieren esta cirugía.Protección de la blefaroplastia en verano

  • El uso de protección solar en toda el área es de suma importancia, ya que sin esto se corre el riesgo de que ocurra una pigmentación de la zona.
  • Se recomienda una sesión de ácido hialurónico antes y después del verano, esto evitará daños a la piel por exposición solar.
  • La hidratación de la zona es de suma importancia, se pueden utilizar cremas especiales indicadas para esa área en específico.
  • El consumo o aplicación de vitaminas es recomendable para evitar daños en esa parte del rostro que suele ser sumamente delicada.
  • Los factores climáticos como altas temperaturas, aire, radiación solar y los efectos del agua de mar y de piscina pueden ser sumamente agresivos, por lo que debemos usar la máxima protección. Esto puede ser a través de la aplicación de cremas (protección UV de 60) o de forma mecánica como: sombreros, gorras, viseras, gafas de sol, parasol.

Precauciones de la blefaroplastia en verano

Durante la época de verano aumenta de forma considerable la cantidad de personas que desean realizar esta cirugía. Además aumentan las agencias de viajes que ofrecen paquetes vacacionales junto con cirugías.

Se debe tener mucho cuidado con estás promociones, ya que en ciertos casos estas ofertas pueden ser engañosa. Ofrecen servicios operatorios realizados por un personal no especializado, con materiales no seguros y condiciones sanitarias no recomendadas.

Como toda cirugía, la blefaroplastia se debe realizar en manos de un personal médico especializado, con las normas optimas de seguridad e higiene y con materiales y equipos de calidad. El seguimiento médico postoperatorio es muy importante por lo que debemos hacer este tipo de cirugías con un médico de confianza.

Debemos evitar caer en promociones engañosas que se ven atractivas a nuestra vista. Recordemos que nuestra salud es lo más importante.