El botox y la blefaroplastia

Califica este artículo

El botox y la blefaroplastia son una combinación perfecta en el tratamiento contra el envejecimiento.

El tratamiento con botox o toxina botulínica se infiltra en la musculatura debajo de la piel, es un tratamiento poco doloroso y proporciona un efecto de rejuvenecimiento temporal en la zona aplicada.

Diferencias entre el botox y la blefaroplastia

  • El botox es un tratamiento no invasivo, la blefaroplastia es poco invasiva.
  • El botox es inyectable, la blefaroplastia puede ser mediante intervención quirúrgica, cirugía láser o química.
  • En la blefaroplastia puede haber cicatrices, la aplicación del botox no deja marcas.
  • La blefaroplastia es un tratamiento más complejo que la aplicación del botox y necesita un mayor tiempo de recuperación.

Efectos del botox y la blefaroplastia

Los efectos rejuvenecedores del botox y la blefaroplastia son bien conocidos, muchas personas buscan estos tratamientos en forma separada ya que otorgan a nuestra piel diferentes resultados.

El Botox

El botox y la blefaroplastia son una combinación perfecta en el tratamiento contra el envejecimiento.La toxina botulínica otorga un efecto paralizante, elimina las arrugas y líneas de expresión en algunas zonas como: cejas, cuello, ojos y boca. Este efecto se logra a través de pequeñas infiltraciones en la piel.

Se puede usar anestesia local o hielo para adormecer el área y disminuir el dolor de la infiltración, los pacientes que se someten a este procedimiento tienen una recuperación rápida, lo que hace que el paciente pueda reincorporarse a sus actividades de manera inmediata.

El botox es recomendado para personas mayores de 50 años, en donde los efectos del tiempo se han vuelto cada vez más visibles. La duración de este tratamiento es temporal, por lo que deben realizar varias sesiones cada 6 meses aproximadamente.

Contraindicaciones y precauciones del botox.

  • La inyección de esta toxina se debe hacer bajo supervisión médica.
  • No usar si es alérgico a la bacteria administrada.
  • Se debe tener precaución si está embarazada o en período de lactancia.
  • Algunas posibles reacciones adversas pueden ser caída del párpado, asimetría facial, náuseas, hematomas y parálisis facial.
  • Se debe administrar la dosis adecuada. Esto le será indicado por su médico tratante.
  • Si padece de alguna enfermedad o está en tratamiento con algún medicamento debe notificarlo al especialista.

La Blefaroplastia

La blefaroplastia consiste en una cirugía que mejora la apariencia de los párpados, se puede realizar para mejorar de forma estética o para mejor nuestra salud.

Es una técnica que tiene mucha demanda para disminuir los efectos del envejecimiento pero a diferencia del botox está no elimina las líneas de expresión.

Es una cirugía poco invasiva y de rápida recuperación, se puede aplicar en pacientes a partir de los 30 años, aunque esto no es una fecha límite, la edad para realizar esta cirugía dependerá de diferentes factores.

Contraindicaciones y precauciones de la blefaroplastia

  • Se debe realizar bajo estricta supervisión médica.
  • Las personas hipertensas, diabéticas, con problemas de cicatrización y coagulación sanguínea no deben someterse a este tratamiento.
  • En casos de embarazo debe consultar primero a su médico tratante.
  • Después de la cirugía se debe aplicar protector solar.
  • Antes de la blefaroplastia debe acudir previamente a un oftalmólogo.
  • Mantener una buena higiene del área después de la intervención, no usar maquillajes, ni someterse a los efectos agresivos del clima le ayudaran a una rápida recuperación, evitando con esto posibles complicaciones.

Botox y blefaroplastia para el rejuvenecimiento

Estos dos tratamientos son una manera sencilla de mejorar nuestra mirada y eliminar las líneas de expresión. El botox y la blefaroplastia son dos métodos diferentes de rejuvenecimiento que otorgan resultados distintos, pero juntos otorgan efectos maravillosos.

Se recomienda realizar la blefaroplastia en una primera fase, luego de 16 semanas de la cirugía se procede a aplicar el botox en las regiones donde existan arrugas. Esto tendrá un efecto de rejuvenecimiento óptimo.

Si se usa la blefaroplastia sin cirugía se podrá combinar con el botox dos semanas después del primer tratamiento.

La decisión de aplicar botox, blefaroplastia o ambas técnicas juntas deberá tomarla con ayuda de un especialista. Este le indicará el tratamiento más efectivo de acuerdo a su tipo de piel y sus necesidades.